Tendencias de decoración para el verano

Con cada cambio de estación nos da por renovar la decoración de nuestra casa. Si andas perdido te contamos las últimas tendencias de decoración para el verano. Intenta ponerlas en práctica y llena de fresco tu hogar

  • Fibras naturales. Si estás pensando en renovar los muebles de tu casa apuesta por materiales de fibras naturales como la madera, el mimbre, el ratán o incluso el bambú. Estos materiales son sustentables porque en caso de que se rompieran se pueden reparar.
  • Colores saturados. Este verano se verán colores más oscuros e intensos. Apuesto por colores mucho más saturados como el rojo, amarillo, naranja, azules y verdes.

  • Patrones. Las últimas tendencias en decoración vienen inspiradas fuertemente en los patrones estampados y bordados. Esta verano las flores y los motivos geométricos están de vuelta, y no sólo en accesorios, piensa en papeles murales, cortinas, sofás, y más. No lo uses en todas partes de la misma habitación para no producir cansancio visual.

  • Metalizados. Los tonos metalizados siguen siendo tendencia en la decoración. Pero últimamente han evolucionado a versiones mates e incluso a usar técnicas como metal martillado o envejecido.

  • Mármol de colores. Desde hace varios años, el mármol blanco de Carrara es  tendencia  en decoración, pero ahora empezamos a ver otras tonalidades. Mármol negro, azul y verde serán tendencia este verano, tanto para objetos como en superficies. Por lo tanto si estás buscando un objeto de piedra para tu casa, estas opciones resultan muy llamativas y sofisticadas.

  • Nórdico más dulce. A la sencillez del estilo nórdico,  incorpora maderas, fibras naturales y tonalidades ocres o incluso pasteles. Conseguirás un estilo nórdico más dulce para el verano.

  • Pasión Handmade. Lo exclusivo tiene prioridad. Intenta recupera los productos hechos a mano, desde vajillas de loza pintadas, hasta cestería, mueble, etc.

  • Paisaje tropical. Consigue una decoración exuberante frondosa y muy verde, imitando el paisaje tropical con telas y papeles pintados. Plantas, pájaros y animales se apropian de cortinas, tapicerías, paredes o complementos, imprimiendo un plus de belleza a cada rincón.

  • Naturalidad. Aunque es un concepto versátil y con muchas variantes, el estilo natural se caracteriza por romper con la rigidez de los conjuntos excesivamente calculados, por aportar frescura y eclecticismo a los ambientes.

  • Crochet, tricot y punto. No te quedes solo con los colgadores para macetas suspendidas, también utiliza colgadores decorativos  de crochet para pared, las hamacas y los cojines. Además como novedad, las piezas tricotadas incorporan texturas diferentes, mezclando en un mismo producto trenzados distintos, flecos y borlas.

  • El retorno del terciopelo. Vuelve el terciopelo y lo hace con fuerza, sobre todo, vistiendo sofás y sillones. Podrás encontrarlo en cualquier color y para cualquier tipo de forma y de diseño. Este tipo tejido aporta un toque muy chic y gustoso a dos de las piezas para el relax por excelencia. Combínalo con materiales nobles como el mármol y los metálicos, y en su versión más llamativo combina a la perfección con mobiliario y piezas de decoración contemporáneas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies